yellow is the new jail

 

Sam 1852

La indignación de mi primera tarjeta amarilla como jugadora de rugby. Y digo indignación más que nada porque había salido del campo unos minutos por un golpe en las costillas y dejé a mi equipo con una jugadora menos porque ya se habían agotado los cambios. Y entré lo más rápido posible. 30 segundos después de dicha entrada vi la amarilla.


La indignación era mayormente por estar 10 minutos fuera y joder a mi equipo, como ya he dicho, pero también porque el motivo fue reiteración en la entrada lateral en el ruck. Habrá que explicar esto mejor: jugaba de medio melé. La primera vez y en partido oficial de liga (que además era mi primer partido federada). No voy a decir que estaba nerviosa y excusarme en eso porque yo no tengo nervios, la verdad sea dicha, pero sí que es verdad que la tarjeta fue justa en su mayor parte y ahí está la segunda parte de mi indignación. Conmigo misma. Porque sé cómo tengo que hacer las cosas y por las circunstancias que fuera no lo hice siempre. También hay que mencionar que no siempre entraba por el lateral, a ver si va a parecer que no cogí ni un solo balón por su sitio.


A lo que voy, y lo que quiero decir y que quiero que quede claro y que se aprenda, y que quien lea esto interiorice y lo haga suyo (si es que no lo ha hecho ya) es lo siguiente: Yo antes jugaba a otros muchos deportes en los cuales, ante esa amarilla, me habría quedado protestándole al árbitro hasta que se me acabara el cabreo a base de dar voces. Pero ahora juego al rugby y no solo se aprende a manejar el balón y el juego, sino a interiorizar y aplicar los valores de respeto y caballerosidad. Así que, durante un segundo salió mi yo interior y le dije a la "señora" que no había entrado por el lateral en esa ocasión (cosa que era verdad, por cierto) pero entonces reaccioné y me callé, agaché la cabeza y salí del campo pensando primero en la putada que suponía para el equipo, segundo en el entrenador que había confiado en mí para jugar en esa posición, y tercero y último lugar en mi misma para recordarme que puedo hacerlo mucho mejor y en que pasaran rápido los 10 minutos para poder volver a jugar.

1 voto. Media 5.00 de 5.

Comentarios (1)

Lydia
  • 1. Lydia | 01/11/2017
El mensaje que quiere transmitir no esta mal, pero ha dejado mucho que desear con respecto a las otras, da muchas vueltas.
Pero es interesante seguid asi :)

Añadir un comentario