#GoAtlantes

La divina entrevista: koalificada para jugar.

Img 20171025 wa0004

Nombre: Celia Puerto Mendoza

Edad: 24 años

Entrevistador (+): ¿Cuál es tu mote?

Entrevistada (-): Pues mi mote surgió después de mi primer partido con Úbeda porque hice un placaje un tanto diferente, que en lugar de placar como se placa siempre pues me agarré en plan oso amoroso, hice la mochila y me bautizaron como koala por cómo me aferré a esa persona. Que por otro lado hay que decir que cayó, así que la función se cumplió. No sé quién se lo inventó, creo que fue Salva o Shaggy supongo que por la maldad por la que se caracterizan.

En granada no me llaman de esa manera, tengo otro mote más currado que es el de divina que la verdad es que me pega más. Pero tampoco creas que me gusta mucho…

+¿Cómo conociste el rugby y qué es lo que te hizo continuar practicándolo?

-Yo empecé jugando en granada porque un amigo mío me hizo una encerrona (ese amigo es Floppy). En verano cuando tuve que irme a Úbeda empecé con Atlantes también por culpa de floppy. Y yo me quedé porque me llamó la atención el ambiente. De repente ves que entras y eres ya parte del equipo en cuestión de días, y eres parte de la familia y te llaman y te atienden mucho, esa forma de querer integrarte en el equipo y que formes parte de él pues te hace sentir muy abrigada y a mí me animó a seguir yendo a entrenar. Y a parte que como deporte me encanta. Esa forma de descargar adrenalina y yo descubrí una parte muy agresiva de mi que no conocía, tenía más fuerza de la que pensaba y creo que encajo bastante bien con este deporte. Y más burra de lo que pensaba y la gente se sorprende porque soy una persona bastante pequeñita, delgadita, y luego no me da nada tirarme al cuello (bueno eso no –risas-), a placar a quien sea, ya sea haciendo el koala o como hago ahora con un placaje semiperfecto –medio minuto de risas tras esa frase-

+Tú eres ¾  y has jugado en varias posiciones de esa zona. ¿Cuál te gusta más, de cuál has jugado en más ocasiones y de cuál te gustaría jugar siempre?

-Sí, he jugado en varias posiciones de ¾  y este año incluso he jugado como delantera aquí donde me ves. Quizás la posición que más me gusta está entre apertura y medio melé pero la verdad es que soy una persona que es feliz en cualquier posición porque realmente lo único que me interesa es jugar y divertirme, aunque suene muy tópico. Pero es verdad porque no soy una persona que se enfade si no la eligen de la posición que más le gusta… Pero si tengo que elegir me quedo esas dos que he dicho porque son las posiciones de las que más he jugado. Y entre esas dos la que más me gusta es de medio melé porque me gusta ser la que maneja el cotarro. Aunque a veces me supera y cuando fallo me siento mal y por eso no sé si es una posición demasiado adecuada para mi…está ahí entre que sí y que no.

+¿Cómo explicarías a alguien que no sepa nada del juego y las posiciones qué es el medio melé y cuál es su función en el campo? ¿Qué se dice un medio melé a otro cuando se va a introducir el balón en la melé?

-¡Esa pregunta es para pillar! Le diría que el medio mele es el jugador que dirige el juego de los delanteros, los gorditos, y que conecta con el otro otro grupo de jugadores que son los ¾ , los delgados, y que es el que más o menos toma las decisiones importantes sobre el campo junto con el apertura porque para mi tienen ambos la misma importancia solo que uno dirije una parte del equipo y el otro otra. Y con respecto a la segunda pregunta, las veces que yo he jugado de medio no suelo hablar mucho con la otra medio, pero la verdad es que si alguna vez he visto que esa persona tiene alguna dificultad porque sea su primer partido o sea nueva pues intento ayudarla. No sé, yo es que si alguna vez me he comunicado con el medio siempre ha sido positivamente y/o decir “madre mía, qué cansada estoy, ¿cuándo termina esto?” Pero no suele pasar mucho. No sé, no hay una regla sobre lo que se debe decir un medio melé a otro…creo.

+¿Y cómo se aprende a ser medio melé?

-Pues como todo, se aprende jugando sobre todo, y entrenando, y poniéndole muchísimas ganas y paciencia sobre todo.

+Recordarás que en Agosto se dio uno de los eventos más señalados en el calendario de los Atlantes que es el torneo de rugby playa de San Javier, donde el equipo femenino obtuvo un gran resultado y que está relacionado con una palabra clave que es “gatillazo”. Cuéntanos el origen y por qué de esa palabra

-¡No pasais ni una, por dios! No se puede fallar… A ver, eso fue porque en una semifinal, un tanto injustamente, nos jugábamos todo a un ensayo, el ensayo de oro, y yo soy una persona a la que la presión le puede y hubo además una situación de desgaste físico en el que tuve que placar dos o tres veces. Junto a los nervios y a la sensación de pensar “dios, es que como falle en lo más mínimo puede irse todo a tomar por saco” pues pensé que había unas pedazo de tías fuera esperando para entrar a jugar y yo en ese momento era una bomba a punto de estallar y prefería dejarle el sitio a otra persona que lo iba a hacer igual o mejor. Y no me arrepiento porque el resultado fue totalmente positivo así que me alegro a pesar de que eso me haya supuesto otro mote desagradable (gatillazo).

+Esto ahora, más que una pregunta es una duda que tenemos casi todos los miembros del equipo. ¿Cómo es tu piso por dentro?

-Bueno pues mi piso por dentro no tiene nada de especial, la verdad. Pero es algo que nunca descubriréis –risa malévola-

+Cuenta a la gente el origen de esta duda de equipo, la humanidad merece saberlo.

-A ver, eso fue una noche que salimos todos juntos aquí en granada, y que por unas cosas y otras yo tuve que hacer una bomba de humo. Y Salva y Rodrigo no se lo tomaron muy bien porque, no sé por qué, pensaban que iban a dormir en mi piso pero yo nunca dije nada. Yo solo asentí pero realmente nunca firmé ningún contrato. Esa noche tuvieron que dormir en un coche de uno del equipo pero vamos, tampoco lo veo para tanto, podría haber sido peor. Que han pasado ya dos años y se me sigue recordando.

+Vamos a continuar con la sección dudas de equipo porque tenemos otra, y es saber tu secreto para que, pase lo que pase, siempre salgas bien en las fotos de los partidos jugando siempre bien peinada y divina.

-No hay ningún secreto. Simplemente es que yo soy así, la genética es injusta y yo he nacido con esta cara perfecta y no tengo la culpa, la verdad. –Risas- No, es broma, ahora en serio. Pienso que es una exageración y que no salgo bien en todas las fotos en las que salgo jugando. Lo que pasa es que, las que salgo mal, intento borrarlas de la faz de la tierra y ya está. El secreto es seleccionar. Pero la verdad es que sí tengo fotos en las que salgo mal, a veces.

+¿Cuál es tu mejor recuerdo en el equipo de Úbeda, o jugando a rugby en general?

-De recuerdos ando un poco borrosa. La noche que dejé tirados a Salva y a Rodri la verdad es que fue un gran recuerdo, sobre todo porque no paran de repetirlo. Pero aparte de eso, el mejor recuerdo que tengo es reciente, cuando fuimos al torneo de san Javier y quedamos casi para ganar. Esa sensación de estar en la final y todo el mundo pendiente animándonos pues la verdad es que nunca la había experimentado y salí contentísima.

También recuerdo mi primer ensayo porque llevaba un año jugando pero no había tenido la oportunidad de estar en muchos partidos y cuando hice mi primer ensayo, que lo estuve deseando durante todo ese año, pues la verdad es que casi exploto de la alegría, fue muy chulo.

+¿Cuáles son las diferencias que encuentras entre Úbeda y otros equipos donde juegas/has jugado?

-No encuentro muchas diferencias porque realmente, la mayor parte de mi equipo de Úbeda está también en mi equipo de Granada y en los dos sitios nos lo pasamos genial, nos llevamos muy bien y nos apoyamos los unos a los otros.

De Úbeda lo que más me gusta es la confianza que tengo con el equipo porque como no paran de hacerme bulling (pero del que va en buen sentido), eso es un no parar y es como si fuéramos hermanos. ¡Hasta la gente nueva! Así con eso pues le tomas confianza a la gente porque, ¿qué vas a hacer? ¿los matas?, No.

+¿Tienes algún referente en el equipo en que te fijaste o te fijas?

-No sabría decirte una sola persona. Yo saco cosas positivas de todo el mundo e intento que se me peguen. Por ejemplo de Pedro (Shaggy) ese optimismo que le veo que tiene de tomarse las cosas bien, de seguir adelante. O Salva que me parece una persona  que en el campo lo da todo, o al menos a mi me lo parece, hasta que no puede más, y esa pillería que tiene Rodri, su forma de jugar “inteligente”, por así decirlo.

+Y ya para terminar ¿Cómo te ves en un futuro en el rugby? ¿Te ves jugando siempre, pase lo que pase, aunque sea entrenando o partidos amistosos? Por ejemplo dentro de 20 años.

-Yo  no tengo pensado dejar de jugar en un futuro por muy mal que me vayan las cosas o muy ocupada que esté. Yo creo que podré sacar tiempo mínimo para jugar un partido o dos al año, o ir a entrenar sacando tiempo de donde sea.

+Muchas gracias por la colaboración a distancia.

-De nada, ¡ha sido un placer!

WANTED: FLOPY

Continuamos con la búsqueda del grupo llamado VETERANOS.
Hoy os traemos al componente más "sociable" de este grupo, no os dejeis engatusar.
Compartid con vuestros amigos y familiares, para que estén precavidos.
 

Os dejamos aqui toda la información.


Flopy

Entrevista: La bufanda del capitán

 

Whatsapp image 2017 09 06 at 20 50 04

+ Entrevistador: Nombre, por favor

-Entrevistado: Miguel López Martos (15 años)

+ ¿Mote?

-Buffi (de bufanda). Viene de mi primer entrenamiento. Estábamos haciendo pases y Salva no sabía mi nombre y me llamaba “el de la bufanda” o “bufanda” directamente, y desde entonces me llaman así.

+ O sea que el inventor del mote fue Salva, como casi siempre (Risas). Has hablado de tu primer entrenamiento pero, ¿cómo conociste el equipo?

-Fue en las captaciones en el instituto (IES Los Cobos). Me pareció interesante todo lo que nos enseñaron ese día pero yo quería más, quería buscar algo más…yo quería ir a por los placajes.

+ Entonces, ¿viniste a entrenar por las ganas de aprender a placar o porque lo que se hizo en esa captación te gustó?

-Pues por una mezcla, por lo que se hizo y por la gente. Por cómo explicaban las cosas.

+ Y una vez que comprobaste en los entrenamientos cómo es el rugby y el trabajo que hacemos aquí, ¿por qué te quedaste?

-Por la gente.

+ ¿Cuánto tiempo llevas entrenando desde ese primer día que viniste?

-Un año. En Octubre hago dos.

+ Y en estos dos años, ¿Sólo te ha animado a seguir la gente y el ambiente? ¿Dónde dejas el rugby entonces?

-A ver, no sólo por la gente. El rugby y sus valores, el deporte en si me gusta mucho.

+ ¿Conocías el rugby antes de eso?

-No

+ ¿Te gustaban, practicabas, o eras aficionado a otros deportes?

-Yo era más de fútbol, por las tardes siempre me iba a jugar al fútbol con amigos y ahora es al revés. Ahora prefiero el rugby.

+ ¿Qué diferencias encuentras entre lo que es un partido y lo que es un entrenamiento?

-Es difícil responder eso…En los partidos buscas la seriedad, hacerlo bien. Y en los entrenamientos aprendes a hacerlo bien. También me gusta la intensidad que hay que poner en los entrenamientos por parte de todos porque así te animas más a querer aprender.

+ ¿Qué es, para ti, lo mejor de un partido?

-Que el equipo entero ensaye, que tengan que participar todos para ensayar.

+ ¿Y respecto a los terceros tiempos?

-La comida –Risas, muchas risas-

+ ¿Y si algún día no te gusta la comida que haya en el tercer tiempo qué va a pasar?

-Pues haré otra cosa que es comerme la comida pero también hablar.

+ ¿Qué crees que aportas a tu equipo (sub16) como capitán?

-Esta pregunta es difícil…Creo que mi papel es el de apoyar a la gente. Que por ejemplo nos metan un ensayo y estar ahí para que no bajen la cabeza y animarlos para que metamos tres ensayos por cada ensayo que nos metan.

+ ¿Cómo llegaste a ser el capitán?

-No tengo ni idea. Fue en un partido que jugamos en linares con los sub 14 y me eligieron a mí. Fue la entrenadora, Cristina.

+ Y como concepto en general, ¿qué supone un capitán para su equipo?

-Sobre todo tiene que ser un ejemplo tanto de motivación como ser ejemplo en el que fijarse los compañeros.

+ Hemos estado hace poco en Murcia jugando el torneo de los Squalos de rugby playa. ¿Cómo has visto a los sub16 en dicho torneo? Tanto aspectos del juego como sensaciones en general.

-Teníamos muchísimas ganas de jugar en la playa ya que se notaba el esfuerzo en los entrenamientos anteriores al torneo. A pesar de que jugábamos lejos y en un terreno distinto nos sentíamos como en casa. Lo que más nos hizo pasarlo mal fue el calor y la humedad pero lo dimos todo dentro del campo y eso es lo que verdaderamente importa. Dentro del campo no tengo mucho que añadir porque jugamos como nos han enseñado y ha servido de mucho. Hubo pocos avanes pero las ganas de placar y ensayar era lo que más se notaba. Estoy muy contento con mi categoría.

+ Y del resto de categorías (sub14, senior masculino y femenino) ¿qué opinión tienes?

-Las demás categorías lo hicieron bastante bien pero personalmente creo que la que mejor lo hizo fue el femenino. Fueron las que más lejos llegaron de todo el equipo. Respecto al senior masculino, aunque le tocaron equipo bastante duros, ahí estaban y dieron la cara codo con codo, como que si el siguiente partido lo jugasen contra los All blacks ellos iban a plantarles cara. Por otro lado ls peques fueron los que mejor se lo pasaron. Corrieron, pasaron el balón, placaron…les falta un poco de coordinación pero de lo que les sobra es esas sonrisas en sus caras cuando tocan el balón.

+ Entonces cuéntame, ¿Cuál es la diferencia más grande que ves entre jugar en césped y jugar en playa?

-El cansancio y la humedad. En playa es durísimo jugar. Me gusta más jugar en césped. A pesar de eso este año me he ido de murcia con buena experiencia porque conoces gente allí, porque estábamos satisfechos del juego que hicimos y por el ambiente entre todos en el camping.

+ ¿Dentro del equipo tienes algún referente?

-No. Aunque me gustaría aprender los cambios de pie de Pedro (Shaggy).

+ Si alguien que desconozca totalmente lo que es el rugby te pregunta qué es ¿cuál sería tu respuesta?

-Una forma de vida

+ ¿Y si te pregunta por la fama de violento de este deporte y que por qué juegas?

-Le diría que no es violento, que es al contrario. Y que si sigo jugando es porque me gusta.

+ ¿Dónde te ves en un futuro en el equipo? ¿Cómo ves tu progresión desde donde estabas hasta donde estás ahora, y a donde quieres estar?

-Pues yo creo que voy a llegar a ser veterano, pero me falta demasiado. Muchísimo que aprender. Como jugador creo que tengo que mejorar los pases.

+ Y para terminar, ¿Alguna anécdota que contar?

-Pues el año pasado en murcia vomité después del tercer tiempo de tanto comer. Me comí 5 o 6 perritos y al final vomité detrás de los bungaloos. (Risas)

Crónica Torneo del Mar Menor 2017 "Conquistando la arena" (FEM)

Whatsapp image 2017 09 02 at 12 01 35Femenino murcia

Marchaban camino al lugar donde tendría lugar la batalla con paso firme, convencidas. Por
delante un día entero de guerra en el que, para obtener la victoria final, habría que ganar las
distintas batallas que formaban la contienda. Seis equipos y luchando por conquistar la arena y
la sal que inundaban el ambiente. Un escudo en el pecho, un león, y las mejores leonas para
representar a una ciudad y a un deporte, dispuestas a morir antes que rendirse.


En la primera batalla, aquellas leonas salieron con las garras listas mientras que la retaguardia
esperaba alerta en la banda, dando su apoyo y esperando pacientes su turno para luchar. En
frente estaba el rival, Féminas Cruc, que a pesar de su empeño y esfuerzo no pudieron ni
supieron frenar el huracán que soplaba fuerte hondeando la bandera de Úbeda. Esa batalla se
saldó con una victoria fácil por ocho ensayos a cero haciendo gala de un buen juego de manos
y unos mejores apoyos en el ataque. Pero a pesar de ello, todas sabían que aún faltaba mucho
y que no todo sería coser y cantar…y así se demostró en la siguiente batalla.

CUDER esperaba en la otra mitad del campo, con más experiencia y expertas en el cuerpo a
cuerpo pues su punto fuerte era su defensa y sus placajes. Pero no contaban con que la
determinación es el punto de unión perfecto entre la voluntad y la capacidad, y de eso las
leonas de Úbeda iban sobradas. Aquella fue una dura e intensa batalla, en la que nuestras
chicas tuvieron que remar en contra de la corriente hasta conseguir empatar para recibir el
golpe que daba la victoria al rival en el último segundo. Y entonces apareció un nuevo
contratiempo con el que no contaban las nuestras…el moderador de la batalla, el árbitro que
reflejó un resultado que no correspondía a la realidad cambiando un 3-4 por un 2-5. Parecía
que quisieran quitar mérito al orgullo y sacrificio mostrado en el campo a pesar de la derrota y
al final, aquel inesperado contratiempo se cambió para reflejar la realidad.

Se complicaba el camino a la victoria final ya que se clasificaron para semifinales pero como
segundas, y tocaba una de las batallas más importantes para nuestra manada de leonas ya que
desde que formaron la familia que son, nunca habían estado tan cerca de la gloria. Y esa gloria
pasaba por vencer a las primeras del otro grupo: OHANA. Las nuestras, tras un dia de calor y arena se encontraban sin fuerzas, sin ganas y sin animos, pero eso cambió cuando vieron que otros tantos leones, sus compañeros de las difernetes categorias, las esperaban en la banda para rugir todos juntos y demostrar lo que vale ese escudo.
Esa batalla se presentaba igualada. Las rivales eran también rápidas, ágiles y con buena
movilidad de balón. Y se vio reflejado en el campo. Nuestras chicas tuvieron que emplearse a
fondo sacando una vez más la fuerza de donde no les quedaba para placar a pesar del sol y las
horas y el cansancio de todo el día. Y cuando llegó el final y las nuestras celebraban su justa
victoria por 3-4 mientras las rivales solo podían agachar la cabeza, de nuevo el árbitro fue
contra Úbeda reflejando un resultado de 4-4 y mandando el partido a resolverse en ensayo de
oro. Pero cuando tocan el orgullo de aquellos que visten la camiseta y el escudo de este
equipo despiertan una furia como no suele verse ya que no se trata de ira ni nada parecido.

Esa furia es rugby en su máximo esplendor. Y así fue esa lucha por un único ensayo, con un
único arreón de Ohana al empezar que casi cuesta la victoria, pero en seguida las nuestras se
hicieron con el balón y fueron al ataque, muriendo por coger cada balón del suelo, sin regalar
un pase y sin fallar el placaje. Con cabeza y con corazón, de una gran jugada de banda a banda
el ensayo llegó de las manos de la capitana (algunos lo llamarían justicia poética) y las leonas se
plantaban en la final, rozando la gloria con los dedos.

Y así fue que toda una playa contemplaba el terreno de juego, todos los guerreros y guerreras
del resto de equipos mirando de los laterales. Todos esperando ver quién se coronaba reinas
de la arena. De nuevo CUDER contra Úbeda. La tensión se notaba y solo se rompió antes de
empezar cuando todos los allí presentes se estremecieron al grito de ¡1, 2, 3…ÚBEDA! que
representa a nuestro equipo. Y se desató el rugby. Una gran batalla final en la que, durante la
primera parte, la cautela por ambos bandos predominó, pero en la segunda parte los ensayos
se sucedían uno tras otro por parte de ambos equipos. Si uno se adelantaba el otro empataba
en la siguiente jugada. Y todas y cada una de nuestras leonas se dejaron el alma en aquella arena.

La gente vitoreaba cada ensayo nuestro, y silenciaba con los ensayos del rival. Pero
lamentablemente esa batalla no se pudo ganar, perdiendo 4-5, pero con la cabeza alta y el
pecho lleno de orgullo de cada una de la chicas al mirar a ambos lados y ver que incluso en la
derrota, sus compañeras son las campeonas por lo sudado, por lo corrido y por todo lo
acontecido en aquel día glorioso.

Pero todo ello no podría haberse logrado sin la presencia de un león como entrenador, que con 4 palabras y una mirada de aprobación, guiaba y animaba a la manada.

Porque CUDER ganó el torneo y Úbeda se quedó el segundo puesto, pero todo el público que
contempló aquella final y que coreaba el nombre de Úbeda con cada placaje y ensayo hicieron
que una bandera a rayas rojas y blancas hondeara simbólicamente en la arena de aquella playa
cuando el terreno de juego quedó en calma, como testigo de que aquel día, el rugby ganó.

Crónica Torneo del Mar Menor 2017 "Los peques en Murcia" (Sub-14)

Whatsapp image 2017 09 01 at 17 02 14

"Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica:

LA VOLUNTAD"
(Albert Einstein)

La fuerza motriz de la que habla el gran maestro la tienen nuestros peques, a voluntad no le
gana nadie. Nuestros peques son eso, pequeños sólo de estatura. En Úbeda ya nos dimos
cuenta de que no son tan “pequeños” y en el torneo de Murcia demostraron que son nuestros
campeones.


Antes de cada partido, nos reuníamos y hacíamos un grito, un grito que se haría durante todo
el torneo: “Hemos venido a… DISFRUTAR con una… SONRISA, 1, 2, 3… ÚBEDA, 1, 2, 3 ÚBEDA
1, 2,3 ATLANTES”


En la ciudad de Los Cerros no tenemos a Bismarck du Plessis, tenemos a DANI con 12 años.
Nuestro campeón es una máquina escondiendo el balón y sacando la mano, y más fuerte en el
contacto que Bismarck. Esperemos tener el próximo año a los dos hermanos Du Plessis (Dani y
MARTA).


En la capital de la Loma y Las Villas no tenemos a Tendai Mtawarira, tenemos a ADRI con 13
años. A La bestia le gritan “Beast Beast” cuando coge el balón, con nuestro campeón suena un
“ohh”. Adri te hace un cambio de pie o un giro a cámara lenta y no sabes por dónde se va a
marchar. Y además, te percute si te pones por delante.


En la ciudad de Andrés de Vandelvira no tenemos a Jaco Kriel, tenemos a MANOLO con 13
años. Nuestro campeón rubio, es rápido con y sin oval, tiene un pase fabuloso y es muy duro
en el contacto. Manolo estaba en todo el campo, lo veías placar y acto seguido estaba
recolocado para seguir con otra fase.


En Úbeda, la Salamanca de Sur, no tenemos Uzair Cassiem, tenemos a JUANFRA con 12 años.
Nuestro alto campeón, alegre sin balón y serio con él. Cuando Juanfra tiene el oval no sabes si
te hace un pase o te percute, el rival reza por la primera opción para no ver el cuerpo de
Juanfra a 5 centímetros del suyo.


En la ciudad de los andrajos y los ochios no tenemos a Ross Cronje, tenemos a JULIA con 10
años. Revelaciones ambas en Sudáfrica y en Úbeda, respectivamente. Nuestra campeona
tiene una proyección incalculable, ejecuta la acción súper rápida y como te descuides te hace
un ensayo por un hueco que sólo es capaz de ver ella.

En la ciudad de Joaquín Sabina no tenemos a Courtnall Skosan, tenemos a DANI con 8 años.
Nuestro campeón “Kamicace”, es tan rápido como Skosan. Si, si… tan rápido como Skosan. En
Úbeda ya estamos acostumbrados a sus carreras y a cocharse contra los compañeros (de ahí
Kamicace) y en Murcia hizo lo mismo sobre arena. Por sus jugadas en el torneo, los
entrenadores rivales no se creían que llevara un año jugando a este maravilloso deporte. Isa,
gran trabajo el que has hecho con Dani, en el torneo no saltó ninguna vez antes de percutir.


En la ciudad de los poemas de Antonio Muñoz Molina no tenemos a Bryan Gary Habana,
tenemos a ADRI con 11 años, un campeón y un rayo “Mcqueen”. El joven ubetense es un
jugador que ve las jugadas sin inmutarse, parece que está tranquilo pero en verdad ya ha visto
la autopista por donde va a poner su cuerpo a 100 km/h. Cuando le llega el balón a las manos,
los rivales solo pueden ver la marca en el asfalto de la goma quemada de sus zapatillas. En
Murcia hizo las mismas carreras sobre arena. Observaba la jugada y a la vez tomaba el sol, y
cuando sacaba las manos para pedir el balón se transformaba en Rayo Mcqueen.


He nombrado a siete jugadores de los famosos springboks y también he nombrado a nuestros
7 campeones que defendieron el escudo del Úbeda Atlantes Rugby Club en Murcia. Nuestros
chicos jugaron todos juntos en la categoría de sub 14 contra Murcia XV y Squalos de San Javier.

Dos partidos muy disputados, donde los nuestros demostraron que llevan un año trabajando
muy duro con Cristina y los resultados fueron visibles en la arena de San Javier. En los dos
partidos que jugaron nuestros campeones, en tierras murcianas, se pudo ver las carreras de
Mcqueen y Kamicace, los saques rápidos y cambio de dirección de Julia y Manolo, las
percusiones de Juanfra y Adri, los hand off de Dani… En definitiva, se pudo ver a un gran
equipo que dominaba el pase corto y el offload como el mismísimo Sony Bill Williams.


Después se hizo una exhibición de escuelas y Úbeda presentó un equipo de jugadores sub 12,
nuestros campeones pudieron disfrutar jugando y ganando los dos partidos a Murcia XV y
Squalos de San Javier.


Se puede decir que los “peques”, con una voluntad infinita, disfrutaron y sonrieron de lo lindo
en el torneo de rugby playa de San Javier. Se puede decir que nuestros CAMPEONES
disfrutaron y sonrieron con su EQUIPO y con sus AMIGOS. Se puede decir, y decimos, que en
Úbeda hay una GRAN FAMILIA RUGBIERS.

Hemos venido a… DISFRUTAR con una… SONRISA, 1, 2, 3… ÚBEDA, 1, 2, 3 ÚBEDA 1, 2, 3

ATLANTES

Crónica Torneo del Mar Menor 2017 ‘“Los Atlantes del fin del mundo” (Sub-16)

Sin titulo 1

(O de cómo nuestros sub-16 vencieron al calor y sus golpes en las asfixiantes playas del Mar Menor).

Se avecinaba un fin de semana intenso.
Y lo fue.
9 jóvenes titanes se cobijaban bajo las chapas de la parada de taxis frente a la estación de
autobuses de Úbeda a las calurosas cuatro de la tarde de un 4 de agosto esperando el autocar
que los llevaría después de atravesar más de 300 kilómetros a su destino: las playas del Mar
Menor.
No serían las playas de la Normandía de 1944, aunque por momentos lo parecieran al día
siguiente, pero todos y cada uno de ellos iba armado hasta los dientes como aquellos hombres
dirigidos por Eisenhower. Y es que, junto a su uniforme oficial de “cazador de gamusinos”,
nuestros colosos iban provistos de tanta fuerza, ganas y orgullo por sus colores que todo hacía
presagiar que nada los detendría… (Juraría que escuché algún “¡Berlín por Navidad!”).


Después de cinco horas de viaje, el bofetón al abrir la puerta del autocar fue mayúsculo. Sí,
habíamos llegado a la sauna del Mar Menor. Pero ese calor sofocante que nos acogió en San
Javier no hizo mella en las ganas de nuestros sub-16. Habían salido de casa para disfrutar y lo
harían.
Y claro que lo hicieron.


Una completa noche de viernes llena de diversión compartida por todas las categorías del club
juntas dio paso al “Día D”, el día de la verdad.
Madrugón, desayuno y caminata hacia las playas. Todo listo. TODOS listos.
Les esperaban dos partidos duros, contra rivales fuertes y capaces que pondrían a prueba la
resolución de los jóvenes Atlantes. Ese era el premio a todo un año de entrenamientos, y no lo
dejarían escapar. Demostrarían el Rugby que se practica en La Loma.
Y lo demostraron.


Primer partido contra XV Rugby Murcia. Tocaba empezar fuerte. El “Tourmalet” a primera
hora.
Un equipo con bastante experiencia y homogéneo, con chavales físicamente poderosos (esos
chicos eran duros como piedras) que plantearon un partido de gran exigencia basando su
juego en el contacto para hacer valer su superioridad física.
Pero la fuerza de los murcianos no hizo desvanecer el espirito combativo de los nuestros, que
uno tras otro se lanzaron al combate sabedores de que no podían fallar al escudo que tenían
delante.
Y no lo hicieron.

A cada carga poderosa de los gigantes murcianos respondían los nuestros con el hombro, sin
importar lo grandes que fueran. Niñas de escasos 40 kilos llevando al suelo a esos “bigardos”
que las doblaban en tamaño… precioso.
Y no solo eso, pues cuando los nuestros tuvieron la ovalada demostraron como se juega al
Rugby de verdad. Crearon juego y disfrutaron.
Ese partido se perdió sí, pero nuestros Atlantes demostraron que nada achanta su espíritu
combativo cuando llevan la roja y blanca y que la rudeza hay que combatirla con elegancia y
belleza. Mover la ovalada contra el “pase y corná”…
Termina el partido. Buenas sensaciones. Risas y abrazos pese a la derrota… sabían que habían
demostrado quienes eran.
Pero nuestros jóvenes leones habían viajado al fin del mundo… Esta euforia pronto fue
golpeada por Helios y su asfixiante ataque. Y es que en uno de los días más calurosos del
verano, hasta los lugareños sufrían con tal bochorno. Murcianos acostumbrados a vivir en esa
sauna que las pasaron canutas… Y claro, algunos de nuestros titanes, después del extenuante
esfuerzo que habían realizado, sufrieron la visita del “tío del mazo” y tuvieron que hacer frente
a golpes de calor que no pasaron a mayores.
Pero esto no hizo más que animar el espíritu combativo del equipo, que se decidió a afrontar
las dificultades con gallardía (y mucha agua), listos para demostrar en el siguiente partido que
los Atlantes no se achantan.
Y lo demostraron.


Segundo partido contra Squalos. Viejos conocidos del año pasado que ya demostraron
practicar un Rugby de calidad. Y los ingleses en el otro campo contra el equipo Senior
masculino, miradas divididas...
Y nuestros Atlantes jugaron un PARTIDAZO con mayúsculas. Un encuentro vistoso en el que
ambos equipos propusieron algo más que chocar y chocar sin sentido. Una victoria contra los
locales que supo a gloria, pues demostró que nuestros jóvenes Atlantes son capaces de
enfrentarse a las adversidades y superarlas con garantías.
Y luego… pues una tarde disfrutando junto al resto de categorías de la playa y del Rugby,
gozando con el juego del equipo femenino, que dejó el honor del Úbeda Atlantes bien alto al
llegar a la final.
Risas y diversión en el tercer tiempo y un merecido domingo de descanso en la piscina
completarían este intenso fin de semana de Rugby en el que nuestros jóvenes Atlantes
demostraron como el futuro más próximo de nuestro club se avecina próspero.
Y es que… “De pequeño me decían que no hubo ni habría nada más grande y poderoso que los
Titanes, aquella raza legendaria de la edad de oro… pero era mentira. No hay nada más grande
que estos niños y niñas”.

WANTED: SALVA

continuamos con la búsqueda del grupo llamado VETERANOS.
Hoy os traemos al componente en la sombra, no lo dejéis escapar.
Compartid con vuestros amigos y familiares, para que estén precavidos.
 

Os dejamos aqui toda la información.

 

 

Salva

 


 

Abrí los ojos

0925c6cd cf58 47cd 9b89 9946ab06502d

 

Abrí los ojos; me parecio verme a mismo jugando al rugby en mis inicios.
 

Las ganas de coger el balon y percutir, pasarlo, ir a la mele, las touches, ese 3/4 que patea a la par que en tu mente maldices. Fue entonces cuando me di cuenta que no era posible, pues mi posicion esta vez era en la grada. Fuera del campo, con el cuerpo tembloroso, envidiando a esos chicos que se dejaban el alma a cada segundo antes del fatidico fin de crono del arbitro que con cada pulsacion indica que ya se termina el tiempo de jugar rugby; y que te toca iniciar el crono para el proximo partido. En la cara de esos chicos, se podia ver lo que su entrenador les habia aportado. Pues aunque habian ganado todo de la forma mas gloriosa, afrontaban la derrota con humildad junto a sus rivales demostrandoles respeto y agradecimiento por estar ahi, ya que de no estar ellos no habrian podido jugar. 

Su entrenador, les habia enseñado que para disfrutar del rugby hay que divertirse y para divertirse hay que jugarlo. Nada de aquello de conseguir puntos sin mas, solo para sumar una victoria como acostumbran la gran mayoria de equipos. Hacia mucho tiempo que no veia disfrutar a unos niños jugando pese a todo lo que sufrieron dentro del campo con cada golpe, pisoton y agarranon. La dureza del terreno, junto a la fuerza del sol que apretaba sin cesar en su cabeza. Desde el cielo, Céfiro veia como su hijo despegaba el césped del suelo, Thor veia la contundencia con la que su martillo golpeaba una y otra vez los muros de Santa Catalina y derribaba los cimientos de las minas. La magia se apoderó del juego otorgando puntos una y otra vez, el balon oval parecia mas bien una snitch dorada, el pequeño felino de Mufasa dando caza a sus presas como si de un pajaro se tratase, las supernenas no pemitieron que ningun villano se escapase sin darles respiro acabaron con todos los recursos de sus rivales, el pequeño dragon parece que honró a sus dioses sin duda alguna. Como si de una pelicula hablase una bufanda se paseaba por todos los rucks llevandose toda posibilidad de jugar al equipo contrario , las sonrisas de mazinger z y happy mostraban una cruda inocencia que el rival no supo quitar de sus caras mientras les quitaban metros a pasos agigantados, el regreso del joven con cabeza redonda y cerebro oval (esperemos) que cesa su esfuerzo.

Sin duda parece que estos chicos han venido a quitar a los Atlantes que soportan este equipo y al que van a dejar mas alto aún

WANTED: JUANBA

Continuamos con la búsqueda del grupo llamado VETERANOS.
Hoy os traemos al componente más huidizo de toda la banda, no lo dejéis escapar.
Compartid con vuestros amigos y familiares, para que estén precavidos.
 

Os dejamos aqui toda la información.

 

 

Juanba 1

Entrevista: Por el camino del Medio

Whatsapp image 2017 06 29 at 13 16 38



-Entrevistador: Tu nombre

+Entrevistada: Leonor Moro Gámez

-¿Mote?

+Chapi

-¿Quién te lo puso?

+Creo que Pedro (Shagy). Bueno, en realidad fue en conjunto, en el autobús que ya lo habían

planeado los veteranos y más gente…casi todo el equipo. Pero el que me nombró así fue

Pedro.

-¿Y tiene algún motivo?

+Sí. El por qué fue porque yo empecé a jugar en Murcia con mi colgante que tiene una chapa

donde pone David Tudela Molina, y yo no me acordé que la llevaba y empecé a jugar. Me

molestaba pero me la metía por dentro de la camiseta y no pasaba nada. Pero desde fuera,

Pedro y todos los que había me estaban gritando “Leo, la chapa ¡quítatela!” y como yo estaba

concentrada en el partido no escuchaba nada, oía los gritos pero no sabía qué decían. Y ya

cuando salí me dijeron “¡que te quites ya la chapa!” y entonces me la quité. Y por eso soy

Chapi.

-Ya hemos hecho unas cuantas entrevistas. ¿Qué te parece esta idea?

+Sinceramente me parece que es una idea muy, muy buena, porque es una manera en la que

todos colaboramos con el equipo. Y ahora con el hecho de la página web es como que sacamos

el equipo a flote.

-¿Estás descubriendo cosas de la gente a la que ya se les han hecho entrevistas, o

aprendiendo o sorprendiéndote de lo que se cuenta en ellas?

+Por supuesto. Por ejemplo en la de Juan Nava (ver “romancero gitano” en el apartado

entrevistas) por lo bien que habla, en la de Pulgui (ver “entrevista a una minimedio) que valora

muchísimo el compañerismo y el comportamiento, Sergio igual (ver “entrevista a BamBam,

entrevista mamporrera). No sé, con cada entrevista es como mira, esto no lo pensaba yo de

esta persona y sin embargo lo está sacando a la luz, y piensas qué bien.

-Respecto a los entrenamientos, tú que ya llevas un tiempo considerable, ¿qué es lo que más

te gusta del modo de entrenar que tenemos aquí, a pesar del problema de espacio y las

condiciones del “campo”?

+Pues me gusta mucho que a pesar de ese problema con el campo seguimos viniendo a

entrenar todos los que podemos y más, y que si se organizan cosas siempre estamos

insistiendo y animando en plan venga chicos, vamos a hacer esto o lo otro, o a pesar de estar

en época de exámenes, por ejemplo, siempre nos animamos a sacar un ratillo para venir a

entrenar. Y luego también que cuando nos juntamos para entrenar pues nos lo pasamos bien,

a pesar de lo típico de pensar buf, ahora subir a entrenar con todo lo que tengo que hacer no

me apetece.

-Y la parte técnica de los entrenamientos, es decir, los ejercicios y la manera de trabajar,

¿qué opinión te merece?

+Pues lo veo muy bien más que nada porque los entrenadores dedican un tiempo que es suyo

y se esfuerzan un montón en hacernos ver que lo hacen para nosotros porque quieren que

aprendamos de lo que ellos han aprendido, y lo valoro un montón porque son los que nos

están enseñando de manera gratuita y en otros equipos no es así.

-¿Cómo ves la evolución que has tenido en este tiempo, desde tu primer entrenamiento y

primer partido hasta ahora?

+Desde mi punto de vista la veo un poco positiva, porque recuerdo que en mi primer partido

estaba super perdida y Cristina me animaba y me decía que no pasaba nada. Pasé la noche

anterior nerviosa, vomitando, pensando en que la iba a cagar y me iban a echar del equipo y

me iban a decir que no hacía falta que viniera más. Ahora me sigo poniendo nerviosa antes de

un partido pero voy con muchas más ganas porque sé que puedo hacerlo, que tengo el apoyo

de mis compañeras que si la cago sé que me pueden ayudar.

-¿Y qué crees que has mejorado como jugadora o las cosas que te quedan por mejorar?

¿Cómo ha sido tu progreso?

+Pues he aprendido a callarme en alguna cosas. Yo empecé muy protestona, hablaba mucho y

me quejaba un montón, y eso tampoco podía ser, y muchas veces me decían Leo cállate y me

daba rabia. Pero luego, poco a poco la cabeza dice tranquila. Así que he aprendido a

serenarme y valorar lo que es un gran equipo, una gran familia que es lo que en realidad

somos. Respecto al juego, teniendo en cuenta que soy una delantera atrapada en el cuerpo de

una medio melé pues intentaré mejorar en eso, pero creo que he avanzado positivamente en

el juego. Al principio las cruces no me salían, y eso del pase largo tampoco, y la rapidez del

juego de soltar el balón al compañero rápido tampoco. Pero aprendí a dar la pelota en el

momento justo y ya fue más fácil.

-Y todas esas mejoras ¿crees que has sido fruto de los entrenamientos, porque se trabajan

ese tipo de cosas, o por la experiencia de jugar partidos?

+Por todo. Porque los partidos son adrenalina, y sabes que lo tienes que hacer y te sale solo y

te sorprendes porque piensas ¡madre mía, cómo me he hecho yo eso si antes no me salía! Y en

los entrenamientos, una vez que te motivas vas mejorando y piensas ¡qué bien que me ha

salido tal cosa!

-Imagino que tendrás una idea o un criterio de lo que sería, según tu punto de vista, una

jugadora perfecta ¿Qué crees que te falta para llegar a ser ese tipo de jugadora?

+Me faltan cosas. Por ejemplo voz en el campo a la hora de decir las cosas, indicar jugadas.

Aunque a veces hablo pero me cuesta mucho trabajo y creo que en ese sentido tengo que

mejorar. También pienso que me falta visión de juego, que tengo que estar muy atenta y muy

concentrada, que son cosas que en mis compañeras sí las veo y pienso “y a mí eso por qué no

me sale” y me pongo muy nerviosa porque intento hacerlo lo mejor posible pero los nervios

me superan. Pienso que la decisión, y otras muchas cosas me faltan para ser una buena

jugadora.

-¿De quién aprendes, o crees que puedes aprender más, en el equipo?

+No me puedo centrar solamente en una persona. Por ejemplo en Pedro, en la manera técnica

y profesional por los quiebros que hace que es increíble. De David por ejemplo, que me enseña

mucho reglamento cuando estamos viendo partidos me va diciendo el por qué de muchas

cosas. De Rodrigo la técnica de placaje, que una vez en Almería me dijo que no me enganchara

y me dijo la manera de hacerlo bien. Y Salva me ayuda un montón con los pateos para que

aprenda, y en los pases. Y Nava de Nava también.

-¿Tienes a alguien como referente dentro del equipo?

+No es fácil elegir. Tengo por ejemplo a Cristina ahí arriba, también a David por todo lo que ha

hecho desde que empezó en el equipo…Es que tengo a un montón de gente como Pedro,

Salva, Rodrigo…

-¿Crees que el club va por buen camino?

+Sí. Yo aportaré también mi granito e intentaré hacer todo lo que pueda y más. Ahora va a

venir a entrenar mi hermano también así que la familia Moro al completo va a estar aquí y a

tope.

-¿Tienes ideas o aportaciones que creas que servirían para mejorar al equipo y o para que

llegue más a la gente?

+Pues ahora mismo no. Lo que sí vendría bien sería que socializáramos todos un poco más,

más aún, organizando por ejemplo meriendas o tardes de café o juegos como el día que

hicimos un entrenamiento en que jugamos a policías y ladrones, y ese entreno me encantó.

Cosas así para que también se llame la atención de todo el mundo y que participen también los

más pequeños, que son muy importantes para el equipo.

-¿Cómo ves a los que vienen por debajo de los mayores?

+Yo los veo que van a arrasar porque a nosotros ya nos están dejando cortos. Cuando los ves

entrenar piensas mira fulanito, es que es mejor que yo porque tiene X cosas que no tengo yo, y

te anima a pensar en qué puedes hacer tú para ser mejor que él para no sentirte mal al menos.

-Si alguien que desconozca totalmente lo que es el rugby, no haya visto nunca un partido ni

un balón ni ha oído hablar de él, y te pregunta qué es el rugby, ¿qué le contestarías?

+Pues que el rugby es un juego en el que tienes que tener mucha concentración, tienes que ser

una persona calmada porque al principio todo te puede salir un poco mal, pero es un juego

también de inteligencia, de pensar, de ir poco a poco, de ver a tus compañeros y pensar puedo

hacer tal cosa o la otra. Es un juego de estrategia mental.

-Y si esa persona, después de decirle eso, ve un partido y viene a preguntarte que por qué

juegas, si es un deporte agresivo que están todo el rato dando y recibiendo golpes, ¿cuál

sería tu respuesta?

+Pues yo empecé un poco así, siendo la pupas porque con un toque ya era en plan de ¡ay ay!,

aunque la verdad es que me dolía, pero veía compañerismo y me gustaba mucho ver a la gente

disfrutando de la compañía de los demás y que estaban a gusto en el equipo. Y que pasábamos

una hora y media manchándonos, dándonos golpes, haciendo pases y nos reímos…Como dijo

pulgui: compañerismo, familia, hermanos. Somos una piña.

-¿Alguna anécdota?

+Como anécdota puedo decir que mi segundo mote es croquetilla, porque siempre estoy en el

suelo y como entrenamos en el campo de arena pues termino rebozada como una croquetilla.

-Pues muchas gracias por tu tiempo

+A vosotros, un placer.

SIN NINGÚN CAMBIO

 

Jugar a rugby seven, con solo siete personas, sin ningún cambio, y si haber entrenado lo suficiente, ya que hacía poco que me estaba recuperando de una lesión, algo normal en mí.

Puede ser una auténtica locura. Para muchos, hasta un suicidio.

Aquel día, en aquel torneo de la ciudad de Linares, descubrí gracias a mis compañeras una sensación que no había experimentado nunca durante los dos años y medio que llevaba jugando a este deporte.

En el primer partido me llevé un rodillazo en la espalda que me dificultaba moverme, pedí cambio, pero eso significaba dejar a mis compañeras con una menos en el campo y sin cambios y aquella idea era peor que el dolor de la espalda.

 

Me levanté como pude del suelo, miré hacia la banda dónde se encontraban nuestros peques. Y allí estaban todos, mirando cada pase que dábamos, cada placaje que hacíamos, celebrando cada ensayo que anotábamos…

Nosotras éramos su referente, su modelo en aquel torneo, y no podíamos fallarles. Asique apreté los puños y me uní a las demás para seguir defendiendo el escudo por el que estábamos luchando. En ese partido aprendí el significado del sacrificio. Aprendí que, a pesar de ser delantera, chocar, no es siempre la mejor opción.

El segundo partido fue algo más fácil que el primero, ya estábamos calientes y más

espabiladas. Salir de una agotadora melé, o levantarte de un ruck y escuchar como las voces de la capitana o de los miembros del equipo que nos observaban desde la banda o desde las gradas nos animaban, nos motivaba a cada una a seguir a delante, a levantarte del suelo y seguir luchando.

El último partido fue el mejor, el más agotador puesto que éramos el único equipo que no teníamos cambios, por lo que todas estábamos cansadas. Pero a pesar de todo, nos dejamos el alma en el campo. Conseguimos sorprendernos aquel día como nunca antes lo habíamos hecho. Con un estupendo ataque y una magnifica defensa.

Lo mejor de todo el torneo es que nos divertimos juntas, jugando a un mismo deporte. Fue el primer partido del que salí satisfecha y muy contenta. Habíamos ganado el torneo, y lo habíamos hecho juntas, como equipo, como familia.

Al final del torneo aprendí que todo esfuerzo tiene su recompensa y nuestra recompensa era aparte de ser las campeonas del torneo, habíamos reforzado un poco más nuestros lazos como compañeras, habíamos añadido tres partidos a nuestra mochila de experiencias y la buena sensación que se te queda en el cuerpo después de un magnífico día de rugby.

 

Anónima.

WANTED: SORI

Continuamos ayudando a las autoridades con la caza del grupo que se hace llamar VETERANOS.

Hoy os traemos al que dice ser al tesorero de la banda, pero cuidado con él, parece ser el más inofensivo, pero no es así, no os dejéis engañar.

Os dejamos aqui toda la información.

 

Sori
 

Primer año del equipo

Whatsapp image 2017 05 26 at 11 26 10Son muchos los años que ya llevo en este equipo, muchos los años en los que el rugby ha cambiado mi vida. Del primer año, desde febrero del 2009 hasta junio del 2010, tengo muchos recuerdos que voy a intentar explicar para todos aquellos que no los vivieron puedan saber cómo fue el origen de este bonito sueño.

Mi primer entrenamiento no fue el primero del equipo, empecé una semana después y lo primero que hicimos fue físico. Recuerdo dividirnos en categorías según nuestro físico y recorrer el carril bici hacia Baeza. Según el peso teníamos que llegar a las distintas rotondas, siendo yo uno de esos delanteros gordos tan sólo tenía que llegar a la primera. En realidad, no era la primera sino la segunda, la primera estaba a 100 metros y al llegar ahí y pararme me lleve la primera bronca del entrenador. Ese entreno no recuerdo tocar balón, tardamos tanto en hacer el físico que el entrenador nos regañó por querer hacer más de lo que podíamos y no haber podido realizar ningún toque de balón.

Los días posteriores sí recuerdo tocar balón. Recuerdo aprender las melés, los placajes con las rodillas en el suelo, hacer spinning gritando “uo” en los cambios, hacer nuestra primera touch… qué falta de conocimiento teníamos, era yo quien saltaba, un chico de 90 kilos saltaba y lo levantaban dos tíos de 75 kg y ahora que lo pienso era algo ridículo. Recuerdo los entrenamientos físicos, correr por las gradas, subir escaleras, dar vueltas de castigo por falta de disciplina, cuánto nos faltaba por aprender del rugby.

De esos entrenos que hacíamos en media luna, bendita media luna, pasamos a un campo de tierra, un campo con desniveles y duro. Estos entrenamientos si estaban ya dirigidos por gente con conocimientos en rugby, estos entrenamientos eran para aprender. También aquellos llevados por Pablo Tornero que venía desde Jaén a entrenarnos.

Con los entrenos y el tiempo empezó la temporada de juego, una liga provincial de 5 equipos. No sabíamos aún que el rugby era buscar huecos, chocábamos sin cabeza y así llegaron las lesiones y con las lesiones la gente desapareció. Al final de la temporada terminamos unos 20 jugadores, pero 20 que nos gustaba esto, 20 que disfrutábamos con esto, 20 que luchamos contra los favoritos en unas semifinales donde se demostró que el corazón pudo más que la experiencia. En la final nuestro físico, el físico de un grupo de chavales de 16-18 años más algún que otro con veintipocos, no pudo con el físico de los Universitarios que se alzaron con la primera liga provincial. Nosotros fuimos segundos, pero después de una temporada dura y con esfuerzo, ese segundo puesto supo a la mayor de las victorias.

Este comienzo, resumido en unas pocas líneas, fue el comienzo de algo que a día de hoy es mucho más grande de lo que podíamos pensar en esos días, algo que forma parte de todos nosotros y que no tiene límite para crecer.

 

Firmado: David Tudela, El Presidente

I Torneo Aspar contra el cáncer infantil Ciudad de Linares (Categoría sub14)

Este fin de semana, los más pequeños del Úbeda Atlantes han disputado su primer torneo. El torneo era en la ciudad de Linares por una buena causa, la lucha contra el cáncer infantil. Los pequeños Atlantes han afrontado el torneo como cualquiera en su primer día, mostrando nervios, dudas, ganas, ilusión, esfuerzo, entrega…

El equipo se enfrentó a dos conjuntos de Jaén y a los Iberos de Linares. Se vio que aún tienen un largo camino por recorrer, pues se les notó la falta de experiencia en un campo de grandes dimensiones y la falta de competición, y aunque el marcador no recompensase su esfuerzo, no se rindieron. Lucharon desde el primer minuto hasta el último del partido de la misma forma. Demostraron que el rugby es mucho más que dos simples números en un marcador. Fueron a aprender y divertirse, y consiguieron con creces cumplir sus objetivos.

En el campo se vio a un grupo de amigos que el rugby ha creado y que disfrutan jugando. Les faltó experiencia, colocación y conocer todas las jugadas que se pueden producir en un partido, pero demostraron que no tienen miedo al contacto, demostraron que no tienen miedo a realizar un placaje (aunque si fortuna en algunas ocasiones) fueron a placar a todos y cada uno de sus rivales. No tendrían la pelota para atacar, pero defendieron como leones.

En el campo se vio a un grupo de chicos de entre 8 y 12 años contra equipos de 13 y 14, la diferencia de edad se notaba, parecía un David contra Goliat y por suerte para este Goliat, David aún no sabe usar la honda, pero se puede asegurar por lo que se demostró en el campo que aprenderá a usarla y ese día el resultado del partido no será el mismo.

¡Estamos muy orgullosos de nuestros peques!